;

La primera Feria de Ganado de Montellano… ¡en 1940!


Cada año llega una nueva edición de la Feria Agroturística, Comercial y Ganadera de Montellano que este año coincide en calendario con la archiconocida feria de abril de Sevilla. Pero no son sólo esas las coincidencias. Su origen también es similar: ambas tienen sus raíces en ferias de ganado anteriores.

Lo mismo ocurre con muchísimas de las ferias que salpican la geografía española. El origen de las numerosas ferias que tienen lugar en ciudades y pueblos se encuentran muchas veces en las ferias de ganado que durante siglos se vinieron celebrando. Tratantes, mercaderes, agricultores de todos los rincones acudían a estas ferias de ganado en las que se negociaba con cerdos, caballos, ovejas, vacas, mulos, etc.

El paso del tiempo y los avances técnicos hicieron que los visitantes que acudían a esa feria lo hicieran cada vez más, además por la diversión, los cantes, la comida y la bebida que se ofrecían en numerosas carpas y tenderetes que por la misma trata de ganado. Esta forma de celebrar la feria de ganado tuvo tanto éxito popular que con el paso de los años fue adoptada como propia por muchas localidades de Andalucía.

La vinculación de los montellaneros con la agricultura y ganadería va paralela al nacimiento como comunidad desde hace siglos. Ello, unido a nuestra peculiar situación geográfica con el trasiego constante de tratantes, mercaderes o arrieros haría que aquella primera feria de ganado tuviera un enorme impacto y aceptación entre los montellaneros y pueblos vecinos.

La mayoría de estas ferias solían y suelen desarrollarse entre los meses de abril y mayo por circunstancias de todo tipo. La existencia previa de dos grandes ferias de ganado en el entorno geográfico de Montellano como las de Jerez y Osuna llevó al Ayuntamiento, presidido por Luis Sánchez-Ibargüen, a celebrar aquella primera gran feria de ganado de Montellano (1940), justo en medio de ambas en el calendario de celebraciones de este tipo. Aquella primera feria fue creciendo en extensión, asistencia de ganaderos y por lo tanto, con repercusiones económicas, hasta colocarse entre las primeras que se celebraban en la provincia sevillana.

El lugar de celebración estaba situada en un enorme espacio repleto de ganado de todo tipo, situado en las afueras en el espacio que ocupan hoy los alrededores de la actual Plaza de la Romería, incluyendo el espacio frente al edificio de Maternidad hasta la salida hacia Coripe, todo ello en aquellos años libre de construcciones. Parte de ese espacio sería reutilizado posteriormente para la celebración de la tradicional fiesta de los Jubileos.

No es difícil imaginar el movimiento económico que se produciría. Pero lo que era un enorme impacto visual sería el variopinto colorido, la enorme afluencia de montellaneros y foráneos entremezclándose las labores de compraventa, charla animada y diversión continuada. Era una ocasión única para ello donde las relaciones sociales, el cante, el baile y el vino correría, convirtiéndose así en una celebración esperada durante todo el año por los montellaneros que vivían en el pueblo, así como de los cortijos y ranchos cercanos. En el espacio de la feria pululaba un sinfín de personajes típicos que acudían con una vestimenta peculiar tanto los tratantes como los visitantes ataviados con sus mejores galas así como con los trajes de gitana.

Las actividades se iniciaban al abrir el día desarrollándose hasta altas horas de la noche con baile, atracciones infantiles en los que la chiquillería se mimetizaba, concursos, la célebre cucaña e incluso fuegos artificiales repartidos no solo en el espacio específico de la feria, sino en cualquier lugar del pueblo. Como en otras similares, poco a poco el interés puramente económico fue alternando con la diversión popular asentándose como la gran feria de Montellano junto a los tradicionales Jubileos. Aquellos años difíciles de posguerra, con pocos momentos de encuentro y diversión conjunta hicieron asentar la feria y convertirla en una explosión social inigualable para aquellos montellaneros.

La llegada de los años 60 con todos sus cambios, que iban llegando como cuentagotas, la complicada situación económica del Ayuntamiento, entre otras causas, llevaría en 1961 a suprimir la feria de ganado. Eran otros tiempos. Y esa gran feria de ganado de Montellano iba a dar el relevo, justo un año después, a la primera Romería de San Isidro Labrador, la otra gran y entrañable celebración de la memoria sentimental y colectiva de los montellaneros.

Tuvieron que pasar casi 40 años para ver renacer una nueva feria de ganado local. Un colectivo destacado de aficionados y apasionados del mundo del caballo y el Ayuntamiento de Montellano pondrán en marcha en 1999 la que se denominaría ahora Feria Agroturística, comercial y ganadera de Montellano, incorporándole a aquella feria original los sectores agrícolas, comerciales y turísticos como elementos de desarrollo económico. La feria está ubicada en el recinto ferial de la Fábrica, lugar de celebración igualmente de la fiesta de los Jubileos así como en espacios anexos para la zona ganadera y de espectáculos ecuestres.

Aquella necesidad y dependencia de todo tipo del ganado se ha ido convirtiendo tras muchas décadas en una afición y casi devoción por el mundo del caballo, visible fácilmente por las calles y en la fiesta por antonomasia de la localidad: la Romería de San Isidro Labrador. La cabaña caballar de la localidad es un claro barómetro de la vinculación al caballo de los montellaneros desde siempre. Queda claro que mantener tradiciones debe llevar un esfuerzo parejo por adaptarse a los nuevos tiempos, sin perder el trasfondo original, abrirla a las nuevos tiempos, necesidades y principalmente a las nuevas generaciones, a los que se entrega para su prolongación en el tiempo.

Comentarios

Artículos relacionados

Comentarios genéricos desactivados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.