;

Javier Giráldez, el hombre silencioso tras la Ley de Memoria Democrática

La Junta de Andalucía aprobó el miércoles la Ley de Memoria Democrática. Una ley que supera en muchos aspectos a la de memoria histórica nacional (2007), y que estaba pendiente de aprobación desde 2011 a causa de la convocatoria adelantada de elecciones en Andalucía, cuando IU y PSOE ya habían llegado a un acuerdo. El parlamento esta vez la sacó adelante con la abstención del PP y de Ciudadanos y los votos a favor de IU, PODEMOS y PSOE, estableciendo un horizonte temporal desde la Segunda República hasta el 11 de enero de 1982.

La tribuna de invitados, formada en gran parte por descendientes de las víctimas o integrantes de asociaciones de la memoria y en la que estaba Diego Valderas (uno de los grandes impulsores del proyecto en la anterior legislatura), aplaudió tras la aprobación. Al frente, los políticos, dispuestos a la foto. Detrás, sin hacer mucho ruido, la persona que ha trabajado día a día por la memoria durante los últimos años: Javier Giráldez. El actual director general de memoria histórica de la Junta de Andalucía, nacido en Montellano, alcanzaba uno de sus momentos profesionales más satisfactorios. Y lo hacía como casi siempre: detrás de los focos.

¿Qué conlleva esta ley de Memoria Democrática?

Mapa de fosas y exhumación: Con esta ley la Junta tendrá la obligación de personarse de oficio en todos los procesos de localización, exhumación e identificación. Además, se podrá expropiar temporalmente una propiedad privada para la exhumación si el dueño no pone de su parte. Con este protocolo, que sigue las pautas de la ONU, se implica más a la Administración, aunque los familiares ya no podrán actuar sin la supervisión institucional.

Ampliación del estatus de víctima: También se considerarán víctimas del franquismo a los homosexuales, mujeres vejadas, bebés robados o prisioneros en campos de exterminio nazi. Un paso más de lo planteado por el gobierno de Zapatero

Comisión de la verdad: Fue una de las propuestsa de Podemos y también se llevará a cabo: crear una Comisión de la verdad y reparación de las víctimas del franquismo. Este órgano estudiará y recopilará testimonios. Además, se creará el instituto de la memoria, como archivo documental.

Crímenes contra la humanidad: La ley considera a los delitos del franquismo “crímenes contra la humanidad o de lesa humanidad”, en base a “las categorías que establece el tribunal de Nuremberg. De esta forma, la Junta de Andalucía pedirá al gobierno derogar la ley de amnistía (1977).

Eliminar simbología fascista: A partir de junio los ayuntamientos andaluces tendrán 18 meses de plazo para retirar los vestigios del fascismo en sus municipios. En caso de que no lo hagan o de que no “comuniquen el hallazgo casual de restos que pudieran ser represaliados”, serán sancionados o excluidos de las convocatorias de subvenciones públicas

Comentarios

Artículos relacionados

Comentarios genéricos desactivados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.